30 agosto, 2010

llama cuando llegues

"Adios" no significa siempre el final, a veces significa un nuevo comienzo. Si fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo, nuestra despedida sería más tierna, pero se confía en que será mas proxima de lo qu se espera. Quizas la despedida mas breve sea la mas profunda, sabiendo que te llegará el mensage, ve inflandome el colchon...
Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida

Leer: Las despedidas no son faciles (sept. 2009)

4 comentarios:

Pintamonadas dijo...

a veces pienso que despedirse no está del todo mal, y eso que odio las despedidas..se hacen difíciles, pero, no tanto por el hecho de que quizás te vuelvas a encontrar, pero, ¿y si no es así?

Nunca deberíamos dejarnos cosas en el tintero

Soñadora E dijo...

Ay no! Espero que no quitases a la gran Concha por mi comentario!!! No era mi intención... :(

Es mejor decir hasta luego, aun sabiendo que la despedida será para largo.
Un beso!

Alexander* dijo...

La imagen me hizo recordar a algo que escuché una ve,z alegando que mientras unos se van otros llegan (haciendo alusión a la muerte y el nacimiento). Yo por lo general soy muy seco cuando de despedidas se trata, sé ó confío en que volveré a ver a esa persona ó seguiré sabiendo "que ha sido" de su vida entonces, no me preocupo.

PD: ME gustó la parte de ve inflandome el colchón, está fina.

María dijo...

te llamó cuando llegó? o ya te olvidó? espero que no y que te tenga siempre inflado el colchón...