03 noviembre, 2010

San Francisco



El Mediterráneo a golpe de Pacífico. Armonía en el plano mientras llueve sin prisa, la locura de las cuestas al surcarlas en tranvía. Ciudad de misión, fiebre del oro. Olor a sal. Chinatown. Casa de las Embrujadas o la Señora Duobtfire.  Mendigos morenos y cúpulas doradas. Libertad, libertinaje, liberalismo. Como diría Scott McKenzie: Gente en movimiento, hay toda una generación con una nueva explicación.

1 comentario:

Orologiaio dijo...

Me es familiar, la descripción...

;)