30 noviembre, 2010

robar por ejemplo un corazon

y asi fue como me di cuenta que robar cosas grandes es facil, porque nadie cree que vayas a ser tan descarado. 
Comerciar está bien, pero robar es mucho mejor

3 comentarios:

Mizzy Pops dijo...

Cosas grandes como corazones!

Salomé dijo...

Es corto, simple y directo.

¡Me ha encantado!

Encantada de conocerte,
Salomé.

Luis Chacón dijo...

bonita reflexión, vigila el tuyo q cualquier día se lo llevan!
me apunto "habitción en Roma" =)

Un saludo!