31 julio, 2010

el tiempo y su valor


Que el tiempo no se pueda comprar,
es otra de las razones
por la que la vida es justa

3 comentarios:

Pintamonadas dijo...

no podría estar más de acuerdo

Nelly dijo...

¿La vida es justa? ¿desde cuándo?

Espérame en Siberia dijo...

O como decimos por acá: ¡tira parejo!

Muchos cariños para ti, my love.