20 marzo, 2009

recuerdos de arena y sal


Me gusta mirar el mar, porque es como si estuvieras aquí, conmigo de nuevo, aunque en realidad no estas. Me gusta, porque me recuerda a ti. El mar me trae ese perfume que me recuerda a ti, o al menos el perfume que me imagino que tenias cuando estabas conmigo. Y entonces cuando hace buen tiempo, me gusta ir a la playa y mirar el mar, ver nuestro pequeño mar y empaparme de ti. Todo esto me recuerda cuando te fuiste, y eso me hace sentir un poco mejor porque, sin quererlo, me recuerda que algún día viniste al mar conmigo para quedarte y nos bañamos juntos. El olor de la playa, de nuestra playa me gusta, y tal vez porque hace que sienta que te tengo al lado, o por lo menos bastante mas cerca de lo que estás. Este olor me recuerda a ti, este olor eres tú. Entonces, cuando llegan estos momentos y me siento aquí y pienso solo, pienso en donde estarás, que estarás haciendo ahora. Y me imagino, que el mar te va a hacer pensar en mí y recordar. Y entonces me gusta venir aquí con mis recuerdos tanto tiempo después, después de todo lo pasado. Porque creo que es el momento, en que tu y yo nos encontramos, en el que pienso que ambos contemplamos el mar y pensamos en el otro.

1 comentario:

belita dijo...

O tal vez no, nunca lo sabrás si no se lo preguntas, aun a pesar de la distancia.

Besos