16 enero, 2011

momentos en los que tomar una decision


Aunque a veces arranco las hojas de los cuadernos por inercia, gasto folios mas que servilletas, me corto el pelo cada tres meses y medio paroximadamente, cambio de camiseta cuando empieza a oler, alargo las lentillas más de lo que debería y soy un poco egoísta sin proponérmelo, incluso intentado evitarlo; me encuentro en un momento confusamente equilibrado. En cuestión de unos cuantos días, quizás una semana larga, temerosamente puede volverse a cerrar un ciclo. Y no, no me refiero al cambio de año de alguna tribu oceánica, que también podría ser, sino a un momento confuso, un momento trascendental que intentaremos resolver de la mejor manera posible como es costumbre

3 comentarios:

Te susurraré... dijo...

Los cambios de ciclo son al principio confusos pero nos enriquecen, sin duda.

Razón de amor... dijo...

Las confusiones luego traen más claridad...

Juliette. dijo...

Pues no entiendo por qué no me invitas a esa fiesta tuya para mejorar mi equilibro confuso de la mejor manera, ¡no lo entiendo, estoy confusa!