17 noviembre, 2009

desnudez


Me encanta esta sensación, andar desnudo por casa, mis pies sobre el suelo frío por el tiempo otoñal, la corriente, que se comunica entre ventanas y puertas, que te recorre todo el cuerpo, especialmente la entrepierna, te sientes inmensamente poderoso al estar desnudo paseando por casa. Pienso en algo mientras me toco, solo yo desnudo y la brisa dándome su aliento. Es sensacional, el tiempo vuela cuando eres joven y te masturbas.

1 comentario:

juliet dijo...

La sensación es fantástica y en tu caso también parece ser muy erótica- Estupendos tus viajes, siento que pararas tan poco en Barcelona, es una preciosa ciudad.
Saludos