23 noviembre, 2009

de lo que es capaz una fans

- Hola, no me considere una entrometida o una fans loca pero he deseado siempre encontrarme con usted, conocerle. No quiero molestarle, yo solo quisiera decirle que es usted formidable...que está realmente formidable. Me ha gustado siempre, yo le he apoyado desde el principio de su carrera. Y yo... yo... lo siento estoy pasmada, pero cuando me levanté esta mañana no sabia que me lo encontraría en el probador de Zara, en realidad no sé que decir. Verá, es muy gracioso, es guapísimo, usted me recuerda a alguien que conocí una vez, aunque en realidad es muy diferente. Usted es formidable, él sólo era un estúpido, ¿le he dicho ya que está muy bueno? No... no sé siquiera porqué lo he mencionado, soy una idiota, una verdadera idiota y yo... ¿me deja usted que le bese?, ¿una vez?... ¿podría, podría besarle una vez?. ¡Oh...! Y si me dejara, tras esas cortinas podría enseñarle de lo que es capaz una fans a la que le tiemblan las piernas.

Ha sido formidable. ¡Oh…! Tremenda sensación hacerlo con un actor.

5 comentarios:

Ophelia dijo...

Dos fantasías en una... jajajaja, muy bueno ;)

Diario de nuestros pensamientos dijo...

ala... yo tb quiero un admirador asi..
jeje

India dijo...

:) Estas cosas pasan realmente verdad? Por qué no me encontraré yo con Jhonny Deep o Hugo Silva en uno de esos probadores? Sé que encontrarme al primero es un poco difícil, pero el segundo no lo es tanto verdad? jajaja...

Muy buen texto. He sido fans de grupos musicales, de actores... Pero nunca he sido tan "loca" como para perder la cabeza por ninguno... Y sinceramente tampoco he entendido nunca a estas/os chicas/os que lloran y hasta se arañan la cara por ellos... En fin... :P

Gracias por pasarte por mi blog. Sobre todo porque así he podido descubrir el tuyo. Está bastante bien... :) (Tengo todas las novelas de la saga Crepúsculo y también sigo las películas, pero aún la de Luna Nueva no la vi. Por falta de tiempo más bien).

Seguiré pasándome por aquí. Un beso

Scarleth dijo...

No es la clase de cosas que le diría a él si me lo topara. No soy la clase de persona que piensa en eso, al menos no todo el tiempo. Quizá ni siquiera diría nada, la garganta se me cerraría y algún tic desconocido aparecería en mi rostro.

Todo cambiaria el día que sepa cuando he de morir, probablemente le escriba "Estimado usted, ¿puede acostarse conmigo mañana? compraré la lencería del color de su preferencia"

Lydia dijo...

Preciosa y complicada fantasía, pero al fin y al cabo que se la roben a una... y ah, por cierto, preciosa foto, me encanta.