14 octubre, 2011

dejar atras, mirar hacia adelante

Hay veces en las que cogería las llaves de un coche, mi ipod y la cartera, cerraría la puerta con llave y desaparecería durante unos meses. ¿Cómo se notaría mi ausencia?. Me gustaría ver como reacciona cada persona que tiene contacto conmigo, ver quien se da cuenta y quien no, quien se entristece, quien se alegra… Hay veces en las que, en definitiva, necesito un cambio de aires. Nuevos sitios, nuevas experiencias, nuevos climas, nuevas dedicaciones, nuevos objetivos. Hoy ha sido unas de esas veces, uno de esos días donde te saturas de ver siempre las mismas vistas desde la ventana. Por suerte, a última hora me he despejado, me he reido, he cotilleado, me he culturizado musicalmente… he escrito un poquito y he olvidado todas mis preocupaciones matutinas. Hay veces en las que me gustaría tener tiempo para dedicar a otras cosas que corren por mi cabeza. Ser más creativo, llevar a cabo varios proyectos… y con todo ello dejar atras antiguos proyectos.

1 comentario:

Luis Chacón dijo...

si no fuese por los amigos, las ganas de escapar serían constantes. menos mal q siempre uno encuentra la forma de colorear un poco la rutina...

oye mi mail es luichat@gmail.com
escríbeme si te hace un día, q de comentario en comentario se hace un poco largo xD
un abrazo! ;)