22 octubre, 2009

dionisio


Creo que si un día necesitara frenéticamente una sesión de complicidad y muchas risas, posiblemente serias tú el elegido. Estás completamente liberado de pudores, vergüenzas y mi necesaria conjetura. Eres libre. Vacaciones tras vacaciones hemos entablado una buena amistad, con lo que comenzó como un frágil “colegueo” de verano, poco a poco se ha convertido en una buena amistad de verdad. Por la mañana en la biblioteca, a las tres de la tarde mientras comemos espaguetis o las siete envueltos en la más incómoda guerra de arena pero siempre riéndonos, aunque sea de nosotros mismos, o mejor dicho, siempre de nosotros mismos. Nos reímos formalizando así un contrato tácito entre ambos de complicidad y carcajadas. Aun nos queda un viaje pendiente a la tierra de Don Pelayo y muchos más momentos alucinantes que compartir camarada. Tu hoy simbolizas el CarpeDiem. El mayor, el liberado, el soñador, el buscador, el risueño, el cómplice, el amigo, sobre todo el buen amigo. Porque vivir no es solo estar en la vida, vivir es participar en la fiesta, actuar, ser protagonista, elegir un papel e interpretarlo con autenticidad y con convencimiento. ¡Porque vivir es estar vivo y parecerlo!

5 comentarios:

Diario de nuestros pensamientos dijo...

y vivir feliz.... me encantaria q todos fueramos "libres"

Besos

calma dijo...

Me encanta todo lo que escribes, gracias por el enlace de mi otro blog.
SAludos

maría dijo...

y nada mejor que ser uno mismo, sin pudores...

alex dijo...

Tener a alguien a nuestro lado así es una maravilla. Siéntete bien y disfruta mucho.

Un beso cielo

Scarleth dijo...

Amigos así son bendiciones creas en lo que creas!

que suerte! disfruta!!

:D