05 octubre, 2009

adrastea


No recuerdo el momento en el que nos vimos por vez primera y ni se me pasa por la cabeza querer recordar nuestra primera conversación. Pero parece que fue ayer cuando empezábamos a caminar, y nunca mejor ducho, juntos por esta vida que nos tocó transitar y aun seguimos aquí dando guerra y juntos. Esta vez no diré lo que tienes que ser sino lo que somos. Y aunque suene cursi, patético incluso bonito, la verdad es que la mejor manera de llegar a la felicidad o encontrarse en ella son los amigos. Quizás sea por todo lo que fuimos o por todo lo que nos queda por ser, por todo lo vivido, por lo que vino y por lo que vendrá. Porque simplemente la compañía del otro basta, porque sabemos que siempre estará ahí. Porque yo siempre estaré ahí. Quizás por esto y algunas cosas más, en este mundo marrullero y difícil de transitar, sigamos siendo amigos. Porque una vez lo llamamos “almas gemelas”. Mira si hemos vivido cosas ya, y mira si nos quedan cosas por vivir. Habrá que dar tiempo al tiempo y vivirlo, con la ilusión del destino y el afán de compartir. Al final del todo veremos como fue el camino andado, todos juntos, y veremos como hay épocas en la vida que pasan demasiado deprisa.

3 comentarios:

alex dijo...

Llevate en la retina todos esos momentos, y el día de mañana los recordarás como mucho cariño, y llévate a todos ellos contigo, a los amigos con los que lo viviste, y jamás dejaras de tener aventuras.

Un beso cielo

Scarleth dijo...

Los amigos...

Almas gemelas...

¿Que sería el mundo sin esas cosas?

¿Te digo algo?
Esta canción me hace soñar despierta, de pronto estoy en un terraza iluminada con faroles, el vestido negro es más entallado de lo conveniente y el hombre cuyo rostro no veo es más guapo que cualquiera, su presión es firme al sujetar mi cintura y moverme al compas de la música, que miradas tan cargadas de deseo, siento su cuerpo cerca pero no lo suficiente, y su aliento en mi cuello...

Cielos... que canción...

Diario de nuestros pensamientos dijo...

la mente solo acumula buenos momentos. Si, hay momentos en que todo pasa demsiado deprisa..