10 diciembre, 2009

cruzar el desierto


Tú sólo te tienes que encargar de cogerme fuerte. De agarrarme bien y no dejarme escapar, para que no me pierda. Y juntos, abrazados bien fuerte, sin que nadie nos pueda separar, atravesaremos el desierto de tu coche. Veremos camellos y coyotes, palmeras con dátiles y cactus, oasis, tuaregs, pozos de agua sin fondo y, con suerte, unas pirámides como las de Egipto. Y si quieres, solo si tu lo quieres, nos enterramos de por vida bajo una duna.

3 comentarios:

esmeralda dijo...

me encanto

Scarleth dijo...

"Tú sólo te tienes que encargar de cogerme fuerte"

Cuanta seguridad en una frase que promete tanto...

Juliette. dijo...

A mí no me importaría.